Base Reguladora: ¿Qué es y cómo se calcula?

La base reguladora es un concepto clave para el cálculo de prestaciones y ayudas en situaciones de incapacidad o desempleo. Su cálculo se basa en las bases de cotización y varía según diferentes factores, como la edad y el tipo de prestación.

Comprender cómo se calcula es fundamental para tener una idea aproximada de las cantidades que se pueden recibir en caso de necesitar estas prestaciones.

Índice del artículo

¿Qué es la base reguladora?

La base reguladora es un número que se obtiene mediante un cálculo basado en las bases de cotización. Esta cifra se utiliza para calcular las cantidades aproximadas de las prestaciones que se reciben cuando no se puede llevar a cabo la actividad laboral.

¿Cómo se calcula la base reguladora?

El cálculo de la base reguladora implica comprender varios conceptos. En primer lugar, debemos entender de dónde proviene. La base reguladora se deriva de la media de las bases de cotización de diferentes periodos.

Para calcularla, necesitarás tener a mano tus últimas nóminas y hacer una media de las últimas bases de cotización. Por ejemplo, para el desempleo, se debe hacer una media de las bases de cotización de los últimos 180 días antes de la finalización del contrato laboral. Para las pensiones, se debe hacer una media de los últimos años.

Cálculo de la base reguladora para la incapacidad permanente

La incapacidad permanente tiene diferentes casos y cálculos. A continuación, veremos los tres casos para la enfermedad común:

  1. Trabajadores de entre 52 y 65 años de edad: En este caso, se divide entre 112 las bases de cotización durante los 96 meses anteriores al mes previo al hecho causante de la incapacidad. Las bases de los últimos 24 meses se computan en su valor nominal en euros. Si no se alcanzan 15 años de cotización, el porcentaje es del 50%. El importe resultante será la base reguladora para calcular la cuantía de la pensión, aplicando el porcentaje correspondiente al grado de incapacidad.
  2. Trabajador menor de 52 años: Para estos contribuyentes, se exige un periodo de cotización inferior a 8 años. El cálculo de la base reguladora para una incapacidad total por enfermedad común es similar al de los mayores de 52 años, pero con algunas indicaciones adicionales. Se debe dividir la suma de las bases mensuales de cotización entre el número de meses del período mínimo de cotización exigible y multiplicar este resultado por el coeficiente 1,1666. Además, se debe excluir la actualización del IPC con las bases correspondientes a los últimos 24 meses anteriores a la incapacidad.
  3. Trabajador con 65 años o más: Si se supera esta edad pero no se cumplen los requisitos para la jubilación, se divide entre 112 las bases de cotización durante los 96 meses inmediatamente anteriores. En este caso, también es importante considerar la jubilación anticipada voluntaria para determinar qué opción es más beneficiosa.

Trámites en los que se utiliza la base reguladora

La base reguladora se utiliza para calcular diferentes prestaciones, entre ellas:

  1. Prestación por cuidado de hijo (maternidad y paternidad).
  2. Pensiones por jubilación.
  3. Incapacidades temporales.
  4. Enfermedad común.
  5. Accidente no laboral.
  6. Accidente laboral o enfermedad profesional.

Es importante tener en cuenta que cuando estás de baja o desempleado, la cantidad que recibes no es la misma que tu salario. Esta cantidad puede reducirse según la base reguladora. Si la baja dura tres días o menos, no afectará a tu sueldo. Sin embargo, si la baja es de más días, tu nómina se verá afectada.

La base reguladora de los autónomos

En el caso de los autónomos, se tienen en cuenta las 12 últimas cotizaciones sociales realizadas. Esto significa que la cantidad de dinero destinada a la cotización determinará la prestación que se tomará en cuenta para la base reguladora. Existe una relación directamente proporcional entre la cotización y la prestación.

Diferencia entre la base reguladora del desempleo y las contingencias comunes

Según explica la Seguridad Social, la base reguladora de la prestación por desempleo se utiliza para calcular el importe de dicha prestación.

Por otro lado, la base de cotización por contingencias comunes es la que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) tiene en cuenta para ingresar las cotizaciones durante el período en que se percibe la prestación por desempleo.

La base reguladora de la prestación por desempleo se obtiene calculando la media de la base de cotización por la contingencia de desempleo de los últimos 180 días trabajados, teniendo en cuenta los días naturales de cada mes.

En caso de extinción de la relación laboral, la base de cotización a la Seguridad Social será la misma que la base reguladora de la prestación.

La base reguladora en la suspensión del contrato de trabajo o reducción de jornada

En el caso de suspensión del contrato de trabajo o reducción de jornada, la base de cotización a la Seguridad Social durante la percepción de la prestación será equivalente al promedio de las bases de los últimos seis meses cotizados por contingencias comunes y por contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales antes de la situación legal de desempleo o el momento en que cesó la obligación legal de cotizar.

Durante la suspensión del contrato de trabajo o la reducción de jornada, la empresa continúa obligada a realizar las aportaciones empresariales de cotización a la Seguridad Social.