Ayudas para comprar sillas de ruedas de la Seguridad Social 2024

La Seguridad Social ofrece ayudas para comprar sillas de ruedas a través de un proceso que involucra la prescripción del médico especialista y la presentación de documentos. En este artículo se detallan los requisitos para obtener una silla de ruedas y cómo solicitarla.

Índice del artículo

Ayudas para la adquisición de sillas de ruedas

Existen distintas ayudas disponibles para comprar sillas de ruedas, pero es importante tener en cuenta que en la mayoría de casos es necesario contar con un certificado de discapacidad.

Este certificado se obtiene a través de un examen médico que reconoce la discapacidad del paciente. Aunque hay algunas excepciones, como en el caso de pacientes mayores de 65 años, en general la Seguridad Social cubre al menos parte del coste de la silla de ruedas.

Tipos de sillas de ruedas

Hay muchos tipos de sillas de ruedas disponibles en el mercado, desde aquellas que cuentan con motor y batería para una mayor autonomía, hasta las tradicionales que deben ser empujadas por otra persona. La elección dependerá de las necesidades del usuario.

Aspectos que valora la Seguridad Social

La Seguridad Social tiene en cuenta varios aspectos para recetar el uso de una silla de ruedas, entre ellos:

  • Incapacidad permanente para la marcha independiente.
  • Incapacidad funcional permanente para la propulsión de sillas de ruedas manuales con las extremidades superiores.
  • Capacidad visual, mental y de control para manejar una silla de ruedas eléctrica sin poner en riesgo la integridad propia o de terceros.

¿Cómo conseguir una silla de ruedas por la Seguridad Social?

Para obtener una silla de ruedas a través de la Seguridad Social, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Consigue la prescripción médica: Para que la Seguridad Social subvencione la silla de ruedas, necesitas una prescripción médica. Puede ser de tu médico de cabecera o de un especialista. Asegúrate de que incluya el código y la descripción del artículo que necesitas.
  2. Compra la silla de ruedas: Una vez que tengas la prescripción médica, debes dirigirte a una ortopedia y comprar la silla de ruedas que necesitas. Tendrás que pagar todo el importe por adelantado.
  3. Obtén la factura: Asegúrate de que la factura de la ortopedia incluya el mismo código que el médico especialista puso en la prescripción. Además, la factura debe tener una fecha posterior a la del informe del médico.
  4. Tramita la subvención: Todas las ayudas se tramitan a través de la sede electrónica de cada comunidad autónoma. Es importante destacar que las cuantías de la ayuda pueden variar según la comunidad autónoma en la que residas.
  5. Otra opción para tramitar la subvención: Si prefieres no hacerlo a través de la sede electrónica, también puedes realizar el trámite en las oficinas de registro. Es un servicio gratuito y pueden gestionar todo tipo de trámites.
  6. Espera la respuesta: Una vez que hayas tramitado la subvención, el plazo de silencio administrativo comienza desde que te facilitan el resguardo. Deberás esperar a recibir la respuesta de la Seguridad Social para saber si tu solicitud ha sido aceptada o no.

Siguiendo estos pasos podrás solicitar la subvención de la silla de ruedas a través de la Seguridad Social y obtener la ayuda que necesitas para adquirirla.

¿Cómo obtener una silla de ruedas eléctrica?

Para obtener una silla de ruedas eléctrica a través de la Seguridad Social, se deben cumplir los siguientes requisitos adicionales:

  1. Prescripción del médico rehabilitador: El médico rehabilitador es el encargado de prescribir la silla de ruedas eléctrica.
  2. Inclusión en uno de los tres grupos: La persona debe estar dentro de alguno de estos tres grupos que valora la Seguridad Social mencionados.
  3. Compra de la silla de ruedas: La persona deberá de pagar el importe completo de la silla de ruedas eléctrica.

Documentación para solicitar la ayuda de la silla de ruedas

Si necesitas solicitar ayuda para conseguir una silla de ruedas, debes presentar la siguiente documentación a la Seguridad Social:

  • Prescripción del médico especialista/rehabilitador.
  • Factura original de la ortopedia con fecha posterior a la prescripción del médico, con el código correctamente indicado.
  • Fotocopia del DNI del paciente.
  • Fotocopia de la tarjeta sanitaria del paciente.
  • Fotocopia de los dígitos de la cuenta bancaria que este a nombre del paciente. En dicha cuenta ingresarán el reintegro de la subvención.

Otras ayudas para sillas de ruedas

Si bien las ayudas financieras pueden ser de gran ayuda para adquirir una silla de ruedas, hay otras opciones disponibles para mejorar la movilidad. A continuación, se presentan algunas de ellas:

  1. Préstamo de sillas de ruedas, andadores y otros elementos: Organizaciones como Cruz Roja ofrecen la posibilidad de prestar sillas de ruedas y otros equipos de movilidad, sin necesidad de desembolsar una cantidad de dinero. Incluso algunos ayuntamientos tienen este tipo de servicios para sus vecinos.
  2. Préstamo de muletas: En caso de un esguince u otra lesión temporal, también es posible encontrar servicios de préstamo de muletas para ayudar en la movilidad mientras se recupera.