Deducción por cónyuge con discapacidad

Si tu cónyuge es discapacitado y no cuenta con ingresos propios, en este artículo, te proporcionaremos toda la información que necesitas saber para aprovechar la deducción por cónyuge con discapacidad y así obtener beneficios fiscales.

Tener a cargo a una persona con problemas de salud o discapacidad puede presentar desafíos en la vida diaria.

Índice del artículo

¿Qué es la deducción por cónyuge con discapacidad?

La deducción por cónyuge con discapacidad es un apoyo que se aplica en la declaración de impuestos sobre la renta (IRPF) cuando tu esposo o esposa tiene una discapacidad reconocida de al menos el 33%.

Además, existen deducciones y ayudas similares si estás a cargo de un ascendiente o un hijo con discapacidad.

¿Cuál es el monto de la deducción por cónyuge con discapacidad?

El monto de la deducción por cónyuge con discapacidad es de 1.200 euros. Puedes restar directamente esta cantidad en tu declaración de IRPF o anticipar el ingreso mensual de 100 euros a lo largo del año.

Importante: Además de esta deducción, también existen otras ayudas, como la ayuda a la dependencia, que pueden ser de tu interés para cubrir parte de los gastos relacionados con el cuidado de una persona discapacitada dependiente.

¿Quién tiene derecho a la deducción por cónyuge con discapacidad?

Para ser elegible para esta ayuda, debes cumplir con los siguientes requisitos:

  • Tu cónyuge debe tener una discapacidad reconocida de al menos el 33%.
  • No deben estar divorciados.
  • Los ingresos anuales de tu cónyuge no pueden superar los 8.000 €.
  • No puedes recibir esta ayuda si tu cónyuge ya recibe deducciones por discapacidad por hijos o padres.

Además, debes cumplir al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Estar trabajando y dado de alta en la Seguridad Social, ya sea como empleado de una empresa o como autónomo.
  • Estar recibiendo algún tipo de prestación contributiva o asistencial relacionada con el desempleo, como el subsidio por desempleo.
  • Estar recibiendo una pensión del Régimen General o especial de la Seguridad Social.
  • Recibir una pensión del Régimen de Clases Pasivas.
  • Ser un profesional no incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y estás recibiendo una de las pensiones mencionadas anteriormente de la mutualidad correspondiente.

¿Cómo solicitar la deducción por cónyuge con discapacidad?

Puedes solicitar esta ayuda de dos formas diferentes: durante la declaración de IRPF o solicitando el ingreso anticipado.

Solicitar la deducción durante la declaración de la renta

Al realizar la declaración de la renta, debes indicar que tu cónyuge tiene una discapacidad del 33% o superior. Esto te proporcionará 1.000 € a tu favor, lo que significa que:

  • Si originalmente tenías que pagar impuestos a Hacienda, la cantidad a pagar será menor e incluso es posible que te devuelvan dinero.
  • Si te correspondía un reembolso o el resultado era un saldo neutral (0), se añadirán otros 1.000 € adicionales a la cantidad a recibir.

Solicitar el abono anticipado de la deducción por cónyuge con discapacidad

Tienes la opción de solicitar que te ingresen anticipadamente el monto de la deducción en tu cuenta bancaria. Esta opción puede ser de gran ayuda si cuentas con ingresos limitados y necesitas mayor liquidez durante el año.

Importante: Si solicitas el abono anticipado, debes incluirlo en la declaración de la renta como un ingreso recibido.

¿Cómo solicitar el abono anticipado de la deducción por cónyuge con discapacidad?

Debes utilizar el Modelo 143 de la Agencia Tributaria. Cuando cumplas con los requisitos para solicitar el abono anticipado, debes presentar el Modelo 143 ante la Agencia Tributaria.

Si en algún momento dejas de cumplir con los requisitos para recibir esta ayuda, debes notificarlo a la Agencia Tributaria en un plazo de 15 días. Esto puede ocurrir si tu cónyuge comienza a recibir mayores ingresos o si se produce una mejora en su condición y el grado de discapacidad reconocido es inferior al necesario para optar a esta ayuda.

Requisitos de cotización para solicitar el abono anticipado

Si estás trabajando, podrás recibir el abono anticipado durante los meses en los que estés dado de alta en la Seguridad Social, siempre y cuando cumplas con una de las siguientes modalidades:

  • Trabajar a jornada completa al menos dos semanas al mes.
  • Trabajar a tiempo parcial, al menos el 50% de la jornada ordinaria.
  • Trabajar en el Régimen Especial Agrario durante al menos 10 jornadas reales.
  • Trabajar en cualquier otro Régimen de la Seguridad Social durante al menos dos semanas al mes.

Si estás recibiendo una prestación contributiva por desempleo, una pensión de la Seguridad Social o una pensión del Régimen de Clases Pasivas, también puedes recibir el abono anticipado durante los mismos meses en los que recibas las demás pensiones.

Cobro del abono anticipado de la ayuda por cónyuge con discapacidad

Al enviar el Modelo 143, debes proporcionar el número de cuenta bancaria donde deseas que se realice el ingreso del abono anticipado.

Si no estás obligado a presentar la declaración de la renta, debes presentar el Modelo 122 ante la Seguridad Social, informando del error. No hacerlo puede acarrear problemas en el futuro.

Si por error te ingresan más dinero del que corresponde, tienes la obligación de declararlo en la declaración de la renta. Si, por el contrario, te ingresan menos dinero del que corresponde, debes realizar obligatoriamente la declaración de la renta e indicar el monto incorrecto recibido.

¿Qué otras ayudas de salud pueden solicitar las personas con discapacidad?

Existen otras ayudas disponibles para cubrir gastos de atención sanitaria que no están completamente cubiertos por la Seguridad Social. Esto puede incluir

Si tu cónyuge es pensionista y está incapacitado, también puede tener acceso a otro tipo de ayudas. Además, si tu cónyuge trabajaba antes de obtener la condición de discapacidad, es posible que puedan considerar la opción de la incapacidad permanente.

Si tienes planes de viajar o visitar otros países en los próximos años, se recomienda solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea. Esto garantizará que puedas recibir la mejor atención sanitaria posible en caso de que surja alguna emergencia durante tu viaje.