Tarjeta Sanitaria Europea

En caso de que estés planeando un emocionante viaje por Europa, es importante que conozcas la Tarjeta Sanitaria Europea y cómo puede ser de gran ayuda en caso de emergencias médicas en el país que visitarás.

En este artículo, te proporcionaremos todos los detalles necesarios para aprovechar esta prestación gratuita que tienen los ciudadanos españoles.

Índice del artículo

Cómo solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea

Existen varias formas de solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, a continuación, te mencionaremos algunas opciones:

Tarjeta Sanitaria Europea con certificado digital u otros métodos de identificación a través de la plataforma Tu Seguridad Social

  1. Accede a la plataforma Tu Seguridad Social.
  2. Utiliza tu Cl@ve permanente, Cl@ve PIN, vía SMS, DNI electrónico o Certificado Digital para iniciar sesión.
  3. Una vez dentro, selecciona la opción "Asistencia sanitaria" y posteriormente "Pedir tarjeta sanitaria europea".
  4. Completa los datos solicitados, incluyendo la dirección de envío.

Tarjeta Sanitaria Europea sin certificado digital a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social

Si no dispones de certificado digital, puedes solicitar la tarjeta completando la información requerida en la página web habilitada por la Seguridad Social.

Visita la página correspondiente y proporciona los siguientes datos:

  • Datos personales.
  • Número de afiliado de la Seguridad Social.
  • Información necesaria para confirmar tu identidad y derecho a la tarjeta.

Solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea presencialmente mediante cita previa

Si prefieres hacer el trámite en persona, primero deberás solicitar una cita previa en la oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social de tu localidad. Para ello, cuentas con dos opciones:

  • Pedir cita por teléfono llamando al 91 541 25 30 o al 901 10 65 70.
  • A través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social.

Solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea a través de la web o la aplicación móvil de MUFACE

Si eres funcionario o perteneces a una mutualidad específica como MUFACE, deberás solicitar la tarjeta a través de la página web de la mutualidad o mediante su aplicación móvil.

Para ello, necesitarás contar con DNI electrónico, Certificado Electrónico, PIN 24h o Cl@ve permanente.

Es importante tener en cuenta que el tiempo estimado de envío de la Tarjeta Sanitaria es de aproximadamente 5 días. Por lo tanto, si tienes un viaje planificado, te recomendamos solicitarla con antelación.

¿Qué es la Tarjeta Sanitaria Europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea es un documento esencial que te brinda acceso a la atención médica en caso de necesitarla mientras te encuentras en otro país.

Gracias a esta tarjeta, podrás recibir el mismo tratamiento que los residentes del país que estás visitando.

Requisitos para utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea

Para poder utilizar la Tarjeta Sanitaria, debes cumplir los siguientes requisitos:

  • Ciudadanía: Debes ser ciudadano de uno de los países que forman parte del acuerdo sanitario. Estos países incluyen los 27 Estados de la Unión Europea (UE), así como Liechtenstein, Noruega, Suiza e Islandia.
  • Afiliación a la Seguridad Social: Debes estar afiliado a la Seguridad Social del país al que perteneces. Esto implica ser trabajador, pensionista, receptor de una prestación o tener relación familiar con una persona que cumpla con estos requisitos.
  • Servicios cubiertos: La tarjeta puede utilizarse para cubrir el costo (generalmente el 100%) de servicios médicos que no puedan posponerse, como urgencias médicas, accidentes, empeoramiento de una enfermedad existente o partos.
  • Limitaciones: No podrás utilizar la tarjeta en centros médicos privados ni para recibir tratamientos médicos planificados. Tampoco cubre los gastos de repatriación, fallecimiento o búsqueda.

Si no tienes la nacionalidad europea pero resides legalmente en uno de los países de la UE y estás afiliado a la Seguridad Social, puedes solicitar y utilizar la Tarjeta. Sin embargo, ten en cuenta que solo podrás utilizarla en los países de la UE, lo que excluye su uso en países como Noruega o Suiza.

Recomendaciones para viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea

Al planificar tu viaje a uno de los países cubiertos por la Tarjeta, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Seguro de viaje adicional: Aunque la tarjeta te brinda cobertura médica en caso de emergencias, se recomienda contratar un seguro de viaje que cubra eventualidades graves y otros aspectos no incluidos en la tarjeta.
  • Tarjetas individuales: Si viajas con tu familia, cada miembro debe tener su propia Tarjeta, ya que solo cubrirá los gastos de la persona a la que esté a nombre.

Mudarse a otro país de la UE y la Tarjeta Sanitaria Europea

Si planeas mudarte a uno de los países de la UE, ten en cuenta que la Tarjeta solo es válida para estancias temporales relacionadas con trabajo, turismo o estudios.

Si tu cambio de residencia es permanente o a largo plazo, deberás realizar los trámites necesarios para obtener la tarjeta sanitaria específica del país en el que te establecerás.

Renovación de la Tarjeta Sanitaria Europea

La Tarjeta Sanitaria Europea tiene una validez de 2 años. Una vez transcurrido este periodo, deberás renovarla para seguir utilizándola.

Puedes renovarla accediendo a las plataformas de la Seguridad Social mencionadas anteriormente o visitando nuestro artículo "Renovar Tarjeta SanitariaEuropea".

Certificado Provisional Sustitutorio (CPS) de la Tarjeta Sanitaria Europea

El Certificado Provisional Sustitutorio (CPS) está destinado a aquellas personas que cumplen con los requisitos para solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea pero no han podido obtenerla por algún motivo.

Este certificado está diseñado principalmente para aquellos que tengan planes de viajar próximamente y necesiten una cobertura médica inmediata en el país de destino.

Ventajas e inconvenientes del Certificado Provisional Sustitutorio (CPS)

El CPS ofrece ciertas ventajas y desventajas en comparación con la Tarjeta Sanitaria Europea estándar:

Ventajas

  • Documento válido: El CPS es un documento válido que te otorga los mismos beneficios que la Tarjeta Sanitaria convencional. Una vez obtenido, podrás utilizarlo de inmediato.
  • Descarga e impresión: Si realizas la gestión en línea, podrás descargar e imprimir el CPS, lo que te permitirá llevarlo contigo de manera física.
  • Entrega inmediata: Si optas por realizar la gestión de forma presencial, recibirás el CPS físicamente en el momento, sin tener que esperar a que te lo envíen a casa como sucede con la tarjeta física.

Desventajas

  1. Validez limitada: A diferencia de la Tarjeta Sanitaria, el CPS solo es válido durante 90 días. Después de este período, deberás solicitar la tarjeta física si deseas continuar con la cobertura.
  2. Trámite adicional: Obtener el CPS implica un trámite adicional, ya que deberás solicitarlo por separado en caso de no poder obtener la Tarjeta antes de tu viaje.

La Tarjeta Sanitaria Europea es un recurso importante para recibir atención médica en caso de urgencia durante tu viaje por Europa y puedes solicitarla a través de diferentes métodos, ya sea en línea o presencialmente.